Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

ABIGAIL

Se llamaba Abigail, y por dentro estaba hecha de agua. Como todas las personas que llevan agua por dentro, no hacía más que llorar. Lloraba como dicen que lloran las magdalenas o los cocodrilos, como el cielo cuando llega el invierno. Lloraba como las plañideras de los difuntos de los ricos, como las cataratas cuando nacen, como los sauces cuando llegan a adultos. En una palabra, lloraba. Siendo niña, su madre notoriamente preocupada por el llanto, la llevó donde un médico quien al querer ver su sangre nada más que agua dulce encontró en ella. Aún hoy sería Abigail un caso clínico si para su fortuna su padre no la hubiese sacado de allí a escondidas. Aquel hombre, ya anciano para tener una hija tan pequeña, al ver el miedo de su niña a las agujas y el brillo en los ojos del doctor al pensar en pincharla de nuevo, decidió que prefería una hija de la que saliera agua a una a la que llenaran de agujeros. De su madre aprendió a tener cuidado en la cocina, a evitar las bicicletas y los objeto…

Entradas más recientes

MICAELA

ALICIA

AMELIA

CAMILA

ESPERANZA

FERNANDA

REBECA

MILAGROS

RAQUEL

HORTENSIA